Quantcast
Se solicitan hasta 15 años de cárcel para César Román por la muerte y profanación de Heidi Paz en 2018 - Instaboom opiniones Usera noticias

Se solicitan hasta 15 años de cárcel para César Román por la muerte y profanación de Heidi Paz en 2018

  • 15 agosto, 2020

Al Rey del Cachopo, César Román  Viruete, le esperan 15 años de prisión luego de asesinar y descuartizar a su novia, cuyo restos de su cuerpo fueron hallados el 5 de agosto del 2018 en el distrito de Usera.

Durante el mes de junio, luego de esperar los resultados psicológicos de César Román, la jueza de Violencia de Género determinó cuáles serían los siguientes pasos con respecto al caso. Según los mismos, el perfil psicológico del asesino no sufre ningún trastorno metal, por lo que será tratado como manda la Ley de Jurado Popular.

Entre sus delitos, se le imputó el homicidio de Heidi Paz, así como la profanación de su cadáver. El panorama se agrava debido a la responsabilidad criminal de parentesco y por causas de género.

La desmembró al no soportar que lo dejara

Según el informe de acusación, la pareja se conoció en abril del 2018, luego de que Heidi comenzara a trabajar en una sidrería en Madrid, la cual César Román dirigía. Su relación no tardo en suceder, y comenzaron a compartir un domicilio en la capital.

Dos meses más tarde, Heidi Paz le dejaría una nota a su pareja, en la que expresa sus dudas sobre la continuidad de la relación, por lo que se iría unos días para pensar. Ya en el quinto día del mes de agosto, esta se reunió con César Román en su antiguo domicilio luego de una llamada.

La Fiscalía sospecha que César Román, como respuesta a que ella quisiera distanciarse de él, y por el hecho de ser mujer, le causó la muerte, en algún momento entre las 6 y las 16 horas de ese mismo día.

Se señala que desmembró el cuerpo, para evitar que el cadáver fuera identificado y, en consecuencia, que el fuera descubierto.

Aunque aún no se conoce el paradero de la cabeza y los miembros superiores e inferiores, se sabe que introdujo el tronco en una maleta y lo llevo en un taxi hasta una nave industrial de Madrid. Entre ese día y el 13 de agosto, roció el tronco con sosa cáustica, cortó sus implantes e intento quemarlo todo en el sótano, sin tener resultados.

3 días más tarde, César Román fue capturado en un restaurante de Zaragoza en el que cocinaba, luego de que huyera y tomara otra identidad.

Los hijos de la víctima vivían en Honduras y reclaman un total de hasta 300 mil euros como indemnización.

Fuente: 20minutos.es

No Comments Found

Leave a Reply