Desmantelada una clínica estética clandestina encubierta por una tienda gourmet en Usera

  • 4 octubre, 2019
Desmantelada una clínica estética clandestina en usera

Usera siempre es noticia

Una tienda aparentemente “gourmet”, ubicada en la calle Nicolás Sánchez del municipio de Usera escondía en su interior una clínica de estética y odontológica clandestina.

Éste establecimiento no poseía ninguna licencia pertinente a las actividades que allí desempeñaban y poseía reservas de productos farmacológicos de origen desconocido.

La Policía Municipal de Usera ha informado que el allanamiento tuvo lugar el pasado día 26 de Septiembre del presente año; Dió como resultado la captura de dos ciudadanas: la dueña, cuya nacionalidad no se dió a conocer y una dependiente, de origen asiático.

Según el reporte otorgado a la prensa  por parte de los oficiales de la Policía Municipal, ambas mujeres serán imputadas por delinquir en contra de la salud pública además de incurrir en intrusismo profesional.

El local de aparente comida “gourmet”, despertó la sospecha entre los oficiales por sí mismo. Se encontraba con su fachada expuesta a la calle y no presentó mayores problemas para ser inspeccionado por los uniformados, en compañía de los técnicos de Salubridad de la Comunidad de Madrid.

La Escena

En el interior de la tienda, a oscuras tras una pared de supuesta normalidad, los técnicos y funcionarios encontraron una zona donde había ocho camillas distribuidas en cinco habitaciones, que servían como espacio de tratamiento estético y odontológico.

Encontraron así mismo equipo odontológico y tratamiento farmacológico para estética corporal y facial. Por otra parte, encontraron papeleras con residuos sanguinolentos, correspondientes a las intervenciones ilegales que realizaban allí.

Se encontraron también diversos fármacos sin documentación que acreditase sus orígenes. Según la ciudadana responsable por el establecimiento, se adquirieron vía internet por un sujeto aún sin identificar;  que presuntamente estaba acreditado académicamente para realizar tratamientos de estética.

Un ejemplo de éstos fármacos que se encontraron sin documentación alguna es Placentex, un cicatrizante de uso intramuscular del que se encontraron cincuenta cajas aproximadamente.

Por otra parte, los agentes de seguridad comprobaron que el lugar era utilizado como centro de ventas. Se expendían unos paquetes cuyo contenido era alguna especie de alimento deshidratado.

Estos paquetes no tenían ninguna etiqueta con información de su procedencia o control de sanidad; Resultaron ser holothuroideas  o pepinos de mar, una especie de animal marino no autorizado.

Fuente de información:

No Comments Found

Leave a Reply