Quantcast
Periodismo de calidad contra la desinformación - Usera noticias tu Newspaper

Periodismo de calidad contra la desinformación

  • 22 julio, 2021

Ángel Badila Matos, Universidad de Salamanca Conversacion

«Facilitar la disponibilidad de información confiable»: esto es lo que han dicho la Comisión y el Parlamento Europeo en la revisión de la Directiva de Derechos de Autor y Derechos Conexos, justificando la necesidad de regular la relación entre los productores de noticias y las plataformas digitales, reconociendo los «comunicados de prensa» – electrónicos o en papel: derechos de reproducción y comunicación de los que disfrutan artistas, intérpretes o productores.

En estos días, el conflicto entre Facebook y el gobierno australiano ha vuelto a poner el tema en la agenda pública, y aunque la compañía anunció un acuerdo sobre el tema el 22 de febrero, el debate que ha surgido nuevamente se centra en un tema clave: Cómo asegurar que se siga produciendo información de calidad y que circule libremente, difundiendo los beneficios que genera, en las principales plataformas digitales como Google, Facebook o Twitter. Australia y la Unión Europea, en particular Francia, son los primeros territorios en los que se resuelve este conflicto.

En el contexto europeo, el antecesor principal debería estar en la Directiva de Derechos de Autor y Derechos Conexos, aprobada por la Unión Europea en abril de 2019, completada en diciembre del año pasado por la Ley de Servicios Digitales (DSA) y la Ley de Mercados Digitales (DMA), propuesta por la Comisión Europea para formar una nueva base para la economía de más de 7.000 plataformas que operan en Europa en todos los mercados.

Este nuevo conjunto de estándares europeos, que entrará en vigor alrededor de 2022, está comenzando a redirigir el papel de los «Publicaciones en prensa» (el «antiguo» mercado actual de la información) en plataformas digitales (ahora un pequeño «nuevo» mercado mundial de la información), comenzando con la adaptación de los derechos de autor y derechos afines que deberán actualizarse en toda la Unión antes del 7 de julio de 2021.

Escaparate de noticias Google

Unos meses después de la aprobación de la Directiva europea 2019/790, el Parlamento francés en julio de 2019 modificó la ley de propiedad intelectual para permitir que las plataformas digitales compartan los beneficios de la difusión de noticias de «información política y general» sobre ellas. Como resultado de esta enmienda legislativa en abril de 2020, la autoridad de competencia francesa consideró la práctica de Google con respecto a las noticias de los medios franceses como un posible abuso de posición dominante y pidió a la empresa estadounidense que iniciara negociaciones con la oficina editorial. Casi un año después, a finales de enero de 2021, la Unión General de Información (APIG) llegó a un acuerdo con Google para establecer las condiciones de pago para los editores franceses. La agencia británica Reuters publicó hace unos días que el acuerdo supuso el pago de 76 millones de dólares durante tres años a 121 medios franceses por el uso de contenido informativo para el nuevo escaparate de Google News de acuerdo con la legislación francesa y europea.

Esta respuesta de Google no es solo francesa ni europea. La plataforma ha estado trabajando en News Showcase durante varios meses y está firmando acuerdos con medios de todo el mundo, hasta la fecha 500, según la empresa de California.

El Australia News Showcase ha estado disponible desde principios de febrero y recopila noticias de más de 50 medios de comunicación con los que se han hecho arreglos, incluidos australiano,, Guardián de Australia,, Nueve entretenimientos,, Siete medios occidentales,, Grupo de medios de conversación y especialmente el gigante de la familia Murdoch, News Corp..

Microsoft siguió un camino similar, anunciando el 22 de febrero que ya estaba trabajando en una «solución que recompensa a los editores de periódicos europeos por el uso de su contenido» según un sistema que está desarrollando Australia.

Australia se está acelerando

Porque Australia fue uno de los países que aceleró este debate al pasarlo al Parlamento en diciembre de 2020 para «apoyar la resiliencia del sector noticioso australiano abordando los desequilibrios en el poder de negociación entre las plataformas digitales y las empresas noticiosas australianas».

Si bien el texto sigue en debate parlamentario -ahora en el Senado- por un período de dos meses, que marca la norma para un acuerdo entre las plataformas y los medios antes del arbitraje, Facebook respondió bloqueando la posibilidad de compartir publicaciones en medios con sede en Australia. Las conversaciones del gobierno de Scott Morrison con Facebook, Google y Microsoft calmaron al menos un momento de agua.

«Canon AEDE»

En España, el ministerio, presidido por José Ignacio Vert, incluyó en la actualización de la Copyright Act 2014 una compensación a las empresas de información por reproducir sus contenidos en plataformas digitales, pero las obligó a pagar directamente a través de los derechos de las entidades gestoras, es decir, prohibir acuerdos individuales.

Este principio, que luego se denominó «canon de AEDE» -acrónimo de la Asociación de Editores de Periódicos- obligó a Google a cerrar su portal de Google News «debido a la ley española» porque la página que Google muestra al acceder todavía explica el portal de noticias desde España. Según Reuters, Google volverá a España sólo cuando se reforma la legislación, «si los grupos de noticias tienen derecho a firmar acuerdos individuales».

Hasta la fecha, solo Francia, la República Checa y Hungría han transpuesto la nueva Directiva sobre derechos de autor (que expira el 7 de julio), por lo que monitorear la situación en estos países, y en Australia, será clave para comprender cómo se está transformando el ecosistema de la información y, como dice el refrán en el texto australiano, el «desequilibrio de poder» entre los medios y las plataformas.

Estas relaciones asimétricas entre los medios y los gigantes de las redes han contribuido a la difusión de información en las redes desde nuevos medios de todo tipo, desde nuevas y atrevidas iniciativas periodísticas hasta estrategias de desinformación disfrazadas de medios.

La transformación de los titulares de nuestro uso de la comunicación ha llevado a los medios tradicionales a la peor situación económica de su historia, condenados a años de “todo gratis” impuesto por la lógica. big data y al mismo tiempo resignado a que la inversión en publicidad se dirija a nuevas plataformas (en España en 2019, la inversión publicitaria en el sector digital se convirtió por primera vez en líder – 38,6% del mercado total). Este desequilibrio de poder es una de las fuentes del orden de desinformación en el que se difunden las noticias que nos llegan. Fortalecer la producción profesional de noticias asegurando la viabilidad económica de las empresas que las producen es un elemento clave, aunque no el único, para combatir la desinformación.


Una versión de este artículo se publicó originalmente en el blog del Real Instituto Elcano, autor de The Conversation Spain.


Angel Badila Matos, Investigador Jefe del Instituto Elcano y Catedrático de Sociología y Comunicación, Universidad de Salamanca

Este artículo se publicó originalmente en Conversation. Lea el original.

Publicado por:

No Comments Found

Leave a Reply