Drogas, reyertas, excrementos y sexo

  • 2 septiembre, 2018

El parque de Juan Español, 61, en pleno distrito de Usera, se ha convertido en una explanada llena de matorrales y suciedad. En él impera la ley del más fuerte que, en este caso, son los «sin techo» que se han erigido dueños del lugar.

¿Los perjudicados? Los vecinos que deben convivir con ellos. El suelo se encuentra ocupado por botellas de cerveza y demás alcohol, colchones tirados, bolsas de basura, moscas y pañuelos usados.

En los nueve bancos de madera que tiene el parque se juntan, cada día, entre 10 y 15 personas que han hecho de Juan Español su hogar. Al menos, es el sitio en el que más horas del día pasan. Allí se emborrachan, duermen y hacen, incluso, sus necesidades fisiológicas.

El grupo, formado por suramericanos y españoles, consume diversas drogas, entre ellas, «chinos» de heroína y «crack», que se dedican a quemar. La mezcla entre alcohol y drogas es una bomba explosiva que provoca la desesperación de los vecinos de Usera, que critican el «abandono institucional» que sufren.

No Comments Found

Leave a Reply